KIFF-KIFF, es una marca de ropa interior Made in Spain. En el año 1972, Joaquín Asensio fundó Aselag, empresa situada en un pueblo cercano a Madrid, una fábrica, en el centro de dicho pueblo.  Las primeras colecciones de Aselag estuvieron basadas principalmente tanto en pijamas como en batas de caballero, y rápidamente comercializó dichas líneas en los principales centros comerciales.

En el año 1988, se incorpora a la compañía el primogénito, Ángel Asensio, tras haber finalizado sus estudios en Marketing y Gestión de Empresas.

Joaquín era demasiado tradicional y Ángel más innovador. Ángel tenía claro la calidad que su padre había dado al producto, pero al mismo tiempo sabía que les faltaba el desarrollo de la marca como concepto y rápidamente se puso a trabajar en ello.

Así en el año 1990 ambos presentan Kiff-Kiff con un perro WestHighland como logo de la compañía. Un Westie porque era el perro de la familia en ese momento, y Kiff Kiff nombre de un caballo ganador.

A partir de aquí, se convierte en una marca de reconocido prestigio en España, no solo de pijamas y batas sino con el lanzamiento de nuevas líneas como: bóxers, baño, calcetines e incluso una importante línea de mujer.